Especialistas en Periodoncia Talavera

Periodental | Preguntas y respuestas

¿Qué es un implante dental?

Un implante dental es un pequeño aditamento de titanio que, una vez se integra en el hueso maxilar o mandibular, hace las veces de raíz de un diente, ya que puede sujetar una corona protética, un puente o una prótesis removible.

Ventajas de los implantes

Las ventajas de los implantes dentales frente a otras alternativas protéticas para reponer los dientes perdidos son muchas, pero las más relevantes son:

  • - No se apoyan en otros dientes y, por tanto, no los perjudican o debilitan.
  • - No pueden sufrir caries
  • - Estéticamente, son la opción más natural
  • - Aportan gran estabilidad a la masticación, debido a su fijación completa al hueso.
  • - No se mueven ni producen “llagas”, como las prótesis removibles convencionales.

¿Duelen los implantes?

La colocación de un implante dental es un procedimiento sencillo en la mayoría de los casos. No duelen los implantes, ya que se colocan con anestesia local, como la que se utiliza para hacer un empaste.

Tras la cirugía, le indicaremos la medicación a seguir para minimizar también las posibilidades de inflamación o molestias postoperatorias.

Problemas en los implantes dentales, ¿qué hacer?

Los implantes dentales no deberían darte problemas, si están bien colocados y tus encías alrededor de ellos está sana. No existen casos de rechazo de los implantes, o de que éstos se caigan “porque sí”, después de unos años funcionando bien en tu boca.

Pero sí debes saber que, al igual que si no limpias bien tus dientes y encías éstos pueden inflamarse, los implantes requieren los mismos cuidados que tus dientes naturales. Debes cepillarlos bien, utilizar hilo dental o cepillos interdentales para limpiar el espacio entre los implantes y realizar revisiones periódicas a fin de conservar el hueso y la encía de tus implantes en buenas condiciones.

Para conservar tus implantes sanos, el resto de tus dientes y encías también deben de estar sanos. Para ello, si llevas implantes, es fundamental que un especialista en encías te haga una revisión de los implantes, a fin de proponerte un mantenimiento adecuado a tus riesgos de sufrir problemas en los implantes (periimplantitis), y poder evitarlos o hacer un diagnóstico precoz si ya sufres esos problemas.

Tengo sangrado en mis implantes, ¿a qué se debe?

El sangrado de los implantes siempre es signo de que tu encía que los rodea no está sana, está inflamada, y por eso sangra. El sangrado de encías de los implantes se debe a bacterias que no retiras adecuadamente con tu cepillado diario o con el hilo dental o los cepillos interdentales. Esta inflamación que causan las bacterias destruye el sellado de la encía y puede hacer que pierdas el hueso que sujeta tus implantes (periimplantitis).

Ante el menor signo de sangrado de encías de tus implantes, debes acudir a un especialista en encías (periodoncista) para que valore el estado de tus encías e implantes y te proponga el tratamiento necesario para que ese sangrado e inflamación desaparezcan, a fin de mantener tus implantes en buenas condiciones durante más tiempo. La salud de tus encías, también prolonga la duración de tus implantes.

La periimplantitis es la “piorrea de los implantes”, y debes cuidarte específicamente tus implantes para que te duren muchos años.

Piorrea en las encías ¿qué es?

La piorrea en las encías es como se conocía coloquialmente a la periodontitis. Es una infección causada por bacterias de la placa dental que producen inflamación y destrucción de los tejidos que sujetan el diente. El signo de alerta más frecuente es el sangrado de encías, pero también es frecuente que aparezca mal aliento, retracción de encías, movilidad dentaria o pérdida de dientes.

Tratamiento de Periodontitis

El tratamiento de la periodontitis realizado por especialistas en Periodoncia es, afortunadamente, la mejor forma de conservar los dientes y obtener los mejores resultados. Consiste en diagnosticar qué tipo de periodontitis sufre el paciente y en qué grado está (si es avanzada, moderada o inicial) y diseñar un protocolo de tratamiento de acuerdo a ese diagnóstico. El tratamiento de la periodontitis pretende eliminar las bacterias presentes en la raíz de los dientes, detener la destrucción de los tejidos de soporte de los dientes y, en ocasiones, recuperar el hueso perdido.

El tratamiento de la periodontitis debe ir precedido siempre de un diagnóstico clínico y radiográfico específico de cada caso.

Tratamiento de gingivitis

El tratamiento de la gingivitis realizado por especialistas en Periodoncia consigue eliminar el sangrado de encías y la inflamación, además de evitar que la inflamación progrese y la gingivitis dé paso a una periodontitis.

La eliminación completa de la placa bacteriana y del cálculo (sarro) es necesaria para que la encía recupere su salud. El correcto cepillado de dientes y la utilización de seda dental o cepillos interdentales es fundamental para mantener la salud y evitar que la gingivitis reaparezca. El mantenimiento de la salud a largo plazo implica la realización de chequeos periódicos y terapias preventivas específicas, de manera que el sangrado y la inflamación de la encía no aparezca de nuevo.

¿Qué es la gingivitis?

La gingivitis es una inflamación de la encía, superficial y reversible si se realiza un adecuado tratamiento periodontal. Es decir, la gingivitis se cura con un tratamiento específico y eficaz y recuperamos la salud de la encía.

La causa de la gingivitis son las bacterias de la placa dental, que se depositan entre en diente y la encía, provocando que ésta se inflame y sangre. El sangrado de encías es el signo más frecuente de gingivitis.

Sangrado de encías

El sangrado de encías nunca es compatible con salud. Una encía que sangra nunca es una encía sana. El sangrado de encías al cepillado, el sangrado de encías al comer o, incluso, de forma espontánea, es el primer signo de alarma, ya que nos informa de que la encía esconde una enfermedad periodontal.

Si nos sangra la encía, con seguridad estamos sufriendo una gingivitis o una periodontitis (a las dos juntas se las llama, de forma común, enfermedades periodontales).

El sangrado de encías no se cura sólo con una limpieza, sino que es necesario ponerle nombre a nuestra enfermedad, a través de un correcto diagnóstico de encías. La persona mejor preparada para realizarte este diagnóstico es un especialista en Periodoncia, un periodoncista, que te realice un correcto chequeo y te informe de qué enfermedad padeces y qué tratamiento es el más efectivo para tu caso.

Me huele el aliento, será de un problema de encías?

Muchos pacientes acuden a nuestra consulta porque les huele el aliento o tienen mal aliento. En contra de lo que se cree, un 90% de los casos en que se tiene mal aliento es porque se tiene algún problema bucal. Concretamente, en el 60% de los casos de mal aliento (halitosis) se descubre que detrás de este mal aliento existe un problema periodontal, una gingivitis o una periodontitis. Son las bacterias que se esconden bajo la encía y en la lengua las que producen este olor desagradable y este mal aliento.

Así que, si tienes sensación de mal aliento, un chequeo de tus encías por un especialista será la mejor manera de resolver y tratar la halitosis. Además, si tus encías están sanas, emitiremos un informe para tu médico de cabecera para que indague en profundidad si tienes algún problema de estómago o respiratorio, aunque el mal aliento solo se debe a estas causas en 1 de cada 10 casos.

Noto movilidad en los dientes, será por un problema de encías?

La movilidad de los dientes o muelas es un signo claro de periodontitis. Si se te mueven los dientes debes acudir de inmediato a un especialista en encías que te realice un correcto diagnóstico y te ponga un tratamiento periodontal adecuado a tu caso.

La movilidad de los dientes indica que tus dientes tienen afectado el soporte (el periodonto), y seguramente hayas perdido hueso, por eso se mueven tus dientes. En ocasiones, el tratamiento periodontal realizado por especialistas devuelve a tus dientes la estabilidad, y la movilidad dental disminuye. Pero para eso hay que tratar el caso cuanto antes, porque en casos muy avanzados esta movilidad puede dificultar la masticación.

Noto los dientes largos, estoy perdiendo encía, ¿por qué?

Los dientes largos o la encía retraída son otro de los signos que pueden acompañar a la periodontitis. Además, una periodontitis sin tratar de forma correcta puede hacer que tus dientes parezcan cada vez más largos, y la encía se retraiga poco a poco cada vez más.

La salud de las encías evita que la encía se pierda y la raíz del diente quede al descubierto (retracción de la encía). Siempre es necesario diagnosticar porqué se te retrae la encía, y ponerte un tratamiento para que esto no pase más y no avance.

Además, un especialista en encías como la Dra. Escribano podrá asesorarte sobre la mejor manera de cubrir esa raíz que perdió la encía, mediante el tratamiento con injertos de encía, si fuera necesario.

Retracción de encías, tiene tratamiento?

La retracción de las encías sucede cuando la encía se pierde y la raíz del diente queda al descubierto. La causa habitual suele ser una enfermedad periodontal, ya que la inflamación y las bacterias de la encía pueden hacer que ésta se pierda.

Lo más adecuado es acudir a un especialista en periodoncia que es el dentista especialista en encías para que te realice un adecuado diagnóstico y te explique porqué se retraen tus encías. Además, un periodoncista puede llevar a cabo con éxito el recubrimiento de tus raíces con técnicas de microcirugía, que en ocasiones necesitan de un injerto de encía.

Pus en las encías, a qué se debe?

Si has notado que tienes pus en las encías debes realizarte un chequeo completo de encías porque es muy probable que estés padeciendo una periodontitis.

Tener pus en las encías es síntoma de que tus encías están infectadas, y necesitas que esta infección se resuelva si quieres mantener tus dientes toda la vida.

La Dra. Escribano, como especialista en encías, como periodoncista, es la persona más indicada para explicarte qué te pasa, porqué te ha ocurrido y cómo lo vais a solucionar. Solo con un correcto tratamiento de encías podrás tener unas encías sanas y conservar tus dientes toda la vida.

Se cura la piorrea? Qué tratamientos de piorrea existen?

El tratamiento de la piorrea (como antes se llamaba a la periodontitis) es efectivo si te pones en manos de buenos profesionales especialistas en encías.

La periodontitis, que es como se le llama de forma científica, sí tiene cura. Un correcto tratamiento evita tener que quitar los dientes o muelas, controla los síntomas (elimina el sangrado de encías, el mal aliento, el pus de los dientes) y permite disfrutar de dientes y encías sanos, manteniendo los dientes en buenas condiciones durante más tiempo.

Además, si el tratamiento se realiza en las fases iniciales de la enfermedad, como decimos, si se “coge a tiempo”, el pronóstico de los dientes mejora y pueden mantenerse toda la vida.

El tratamiento de la piorrea consiste en eliminar las bacterias (raspado y alisado radicular, raspaje o curetaje) que hay bajo la encía de cada diente, para que ésta deje de estar infectada y deje de sangrar. Hay que conocer dónde están las bacterias para poder hacer un tratamiento periodontal efectivo, por lo que el diagnóstico del estado de la encía es imprescindible. Este diagnóstico de encías necesita de equipamiento e instrumental periodontal específico.

Además, con un mantenimiento periodontal periódico bien planificado, la reaparición de problemas de encías es poco frecuente, y los resultados del tratamiento se mantienen a largo plazo, no teniendo que repetir el tratamiento de encías (raspado) periódicamente.

¿Duele el curetaje? ¿qué molestias produce el raspado de encías?

El raspado o tratamiento periodontal (antes se le llamaba curetaje) no es doloroso, ya que se realiza con anestesia local convencional (como la anestesia necesaria para hacer un empaste). Normalmente, el raspado se hace de varios dientes a la vez, y el paciente no nota ninguna molestia durante el tratamiento en la consulta de Periodoncia.

Ese mismo día, cuando se “pasa” la anestesia, suele notarse un poco de molestia, que suele ceder tomando un analgésico suave, como para el dolor de cabeza. En la consulta, le indicaremos el fármaco más adecuado para su caso.

Las primeras semanas tras el raspado, suele aumentar la sensibilidad dental, con ligeras molestias al frío, por ejemplo, al beber agua del grifo o tomar alimentos directamente del frigorífico. Esta sensibilidad mejora tras las 2-3 primeras semanas.

Tratamientos de encías con seguros dentales ¿qué debo saber?

El tratamiento de encías debe realizarlo un especialista en encías, un Periodoncista. El Periodoncista es la persona mejor preparada para darte un correcto diagnóstico, explicándote de forma clara y profesional qué te pasa, porqué te pasa y cómo puedes hacer para solucionarlo. La periodontitis tiene cura, pero el tratamiento será efectivo y exitoso si acudes a un especialista. Y con exitoso me refiero a “conservar tus dientes naturales” el mayor tiempo posible, incluso, toda la vida. La diferencia es que un paciente con una periodontitis mal tratada pierde sus dientes, y otro que acude a un especialista, no. Merece la pena ponerse en manos de especialistas, no crees?

Los seguros dentales ofrecen ciertos tratamientos dentales con un gran descuento. En época de crisis, todos necesitamos reducir nuestros gastos, también el gasto en el dentista. Pero no es posible ofrecer tratamientos de encías de calidad si no contamos con unos mínimos. Debes exigir siempre que te realicen una valoración de encías con mediciones exactas de cómo están tus encías (periodontograma), y ese diagnóstico podrás solicitarlo para llevárselo a otro profesional, si quisieras pedir una segunda opinión sobre tu caso.

Desconfía de tratamientos donde no te explican porqué enfermó tu encía, y de “presupuestos” sin un plan de tratamiento de cómo serán las fases de curación de tu encía y de las revisiones a las que debes someterte en el futuro. Debes saber cuántas veces debes acudir a la consulta y qué se espera del tratamiento (deberán comprobar que tu encía ha mejorado, también con un periodontograma, unas mediciones de tus encías).

Si ya has leído nuestros artículos sobre “qué es la periodontitis” y “tratamiento de la periodontitis” sabrás que la vigilancia de tu encía y tus mantenimientos periodontales deberán planificarse de forma periódica pero ajustada a tu caso concreto. Cada paciente requiere un estudio pormenorizado del estado concreto de sus encías. No todos los pacientes son iguales ni todas las periodontitis son iguales. Por eso, exige profesionalidad y confía en especialistas. Tú salud se lo merece, y tus dientes y encías lo necesitan.

Sensibilidad dental, ¿puede esconder un problema de encías?

La sensibilidad dental es un dolor agudo, intenso y de corta duración, como respuesta al frío, al calor o, incluso, al roce del cepillo de dientes. Los pacientes suelen referirse a la sensibilidad dental con la frase: “se me calan los dientes con el frío”.

Los problemas periodontales (de las encías) muchas veces llevan asociados una retracción de las encías, haciendo que el diente se vea “más largo”. Al perderse la encía, y quedar expuesta la raíz del diente, que es muy sensible, se produce la sensibilidad dental.

Si tienes sensibilidad dental, debes saber que muchas veces las periodontitis sólo presentan ese síntoma, no duelen de ninguna otra manera. Por eso es importante averiguar si sufres una periodontitis y, en tal caso, con el tratamiento la sensibilidad dental que padeces comenzará a mejorar.

En Periodental, además te asesoraremos de qué productos para la sensibilidad dental son los más adecuados para tu caso concreto y qué alimentos debes evitar, además de enseñarte a cuidar tus encías y tus dientes para que puedas gozar de una salud bucal completa durante toda la vida.

Sensibilidad de encías, ¿qué debo saber sobre este problema?

La sensibilidad de encías normalmente esconde una inflamación de las encías. Esta inflamación suele deberse a bacterias que se quedan tras el cepillado de dientes entre el diente y la encía, y que la inflaman y la hacen más sensible.

Normalmente, la sensibilidad de encías se nota como una molestia o un dolor cuando el cepillo roza la encía, para poder limpiarla bien. Si esto te sucede, es que tu encía trata de decirte algo: que está enferma.

Una completa revisión de encías podrá poner nombre a qué enfermedad estás padeciendo: una gingivitis, si es leve; o incluso, puedes estar sufriendo una periodontitis (la antigua piorrea). Acudir a un especialista es primordial para terminar con tus molestias y disfrutar de una salud de encías.

Periodoncista, tu especialista en encías.

Un periodoncista es aquel odontólogo que, después de realizar sus 5 años de carrera de Odontología, realiza una especialización para poder tratar con éxito los problemas de los tejidos que rodean los dientes y los implantes: encías, hueso y ligamento periodontal.

La Dra. Marta Escribano estudió su especialización en Periodoncia e Implantes Dentales en la Universidad Complutense de Madrid, durante tres años de dedicación exclusiva en el Master de Periodoncia e Implantes.

Dicho master es el único máster de España con la acreditación de la Federación Europea de Periodoncia, ya que la mayoría de sus clases y exámenes son en inglés, y la obtención de la acreditación final conlleva la superación de un examen ante un tribunal internacional y la presentación de una investigación científica aceptada en una revista científica de la rama de Periodoncia e Implantes.

En el máster de Periodoncia e Implantes de la UCM, sólo se admiten 4 alumnos por curso tras un estricto examen, por lo que la simple entrada al máster ya coloca a sus alumnos en la élite de la Periodoncia en España. La Dra. Marta Escribano pertenece a la 20º promoción de dicho máster.

Si quieres que la salud de tus encías esté garantizada, exige ser tratado por alguien con aval académico reconocido. La formación académica es un requisito indispensable para que recibas la mejor atención sanitaria posible, y solo especialistas de prestigio pueden ofrecerte los tratamientos menos invasivos y más eficaces para mantener tus dientes y encías sanos toda la vida. Desconfía de soluciones drásticas a tu problema o de propuestas que impliquen extraer algunos o todos tus dientes. Por favor, antes consúltanos, y pidenos una segunda opinión sobre lo más adecuado y conservador para tu caso.

Si quiere saber más sobre la Dra. Marta Escribano, consulta su curriculum vitae.

¿Qué son las carillas dentales?

Son unas láminas finas de porcelana o composite (el material blanco con el que se realizan los empastes) que colocamos cubriendo la parte anterior de los dientes.

En Periodental las utilizamos para mejorar el aspecto de los dientes que se enseñan al sonreír, pues permiten modificar el color, la forma y el tamaño de los dientes.

¿Qué son las carillas de composite?

Son unas finas láminas de material de empaste, que diseñamos y realizamos sobre los dientes anteriores. No necesitan para su colocación que tallemos la estructura dental natural, por lo que se colocan sobre el esmalte, la dentina o, incluso, la raíz de los dientes.

Enmascaran muy bien los defectos en el color, la forma o el tamaño de los dientes naturales, sin tener que “sacrificar” esmalte sano, por lo que podemos decir que es un tratamiento muy respetuoso con las estructuras dentales naturales.

. En algunos pacientes, las carillas de composite son la mejor opción para cerrar los “espacios negros” que quedan en ocasiones entre los dientes tras el tratamiento de la periodontitis avanzada, debido a la pérdida de hueso y a la retracción de las encías.

¿Qué son las carillas de porcelana?

Son unas finas láminas blancas de cerámica o porcelana que se colocan en la parte externa del diente y esconden los defectos de la forma, color o tamaño.

Se realizan en el laboratorio, y se fijan sobre el diente en la consulta con ayuda de un adhesivo. Requieren un pequeño tallado del diente (un pequeño desgaste) para poder asentarse mejor y ser más naturales.

Las carillas de cerámica son el tratamiento que eligen muchos famosos para mejorar su estética dental, ya que permiten armonizar su sonrisa, igualando el tamaño y la forma de los dientes, y aportándoles un color blanco espectacular.

¿Todos los pacientes pueden blanquearse los dientes?

No en todos los pacientes está indicado el blanqueamiento dental, pues algunos tienen mucha sensibilidad dental, y el blanqueamiento podría acentuar sus molestias.

Además, los pacientes con enfermedad periodontal o caries, deben resolver estos problemas antes de realizarse un blanqueamiento.

¿La periodontitis, se puede prevenir?

Por supuesto. Todas las enfermedades periodontales pueden prevenirse eficazmente siguiendo un programa de prevención específica para cada paciente. En Periodental, elaboraremos un plan de prevención a tu medida, según tus riesgos reales de enfermar, estudiando tus hábitos y tu historia dental y familiar.

La prevención de las enfermedades periodontales, además de eficaz, es barata, si la comparamos con lo que cuesta reponerse un diente mediante un implante dental y, además, es mejor para tu salud bucal y general.

¿En qué consisten las visitas preventivas o de mantenimiento periodontal?

En Periodental, cada visita de prevención tiene 3 partes: analizamos la situación actual de tu boca, explorando dientes y encías, además de realizar un control radiográfico; tratamos y limpiamos tus dientes y encías, y aplicamos productos sobre los dientes que te ayudan a prevenir las caries o la sensibilidad dental.

¿Cada cuánto tengo que acudir a mantenimiento periodontal?

Depende de tus riesgos reales de recaída o recidiva de enfermedad periodontal.

Algunos pacientes, cuya situación es muy estable y demuestran mucha destreza al cepillado en casa, acuden a vernos cada 6 meses.

Otros, menos afortunados, con factores de riesgo de enfermedad, como el tabaco, el estrés o la diabetes, acuden cada 3 ó 4 meses. Si quieres saber tu riesgo de padecer enfermedad periodontal o de sufrir una recaída, ven a vernos y te explicaremos qué riesgo te corresponde.