Especialistas en Periodoncia Talavera


Inicio > > Periodoncia

Periodoncia | Tratamientos Periodental

¿Qué son las enfermedades periodontales?

Las enfermedades periodontales son todas aquéllas que afectan a la encía y al hueso que sujeta los dientes. La gingivitis y la periodontitis son las enfermedades periodontales más frecuentes, ya que afectan al 90% de la población.

La Periodoncia es la rama de la Odontología que se encarga de resolver los problemas de salud de los tejidos que rodean al diente (periodonto). Por tanto, se encarga de diagnosticar, cuidar y tratar los problemas de encías y del hueso y ligamento que mantienen los dientes estables para que podamos masticar, hablar y sonreír.

Las enfermedades periodontales son infecciones causadas por bacterias que se depositan en el margen final de la encía, entre ésta y el diente.

La gingivitis es una inflamación superficial de la encía que se detecta porque ésta está inflamada y sangra. Todos los pacientes que no cepillan correctamente sus dientes pueden padecer gingivitis.

Si la gingivitis no se trata a tiempo, devolviendo la salud a las encías, esta inflamación e infección puede progresar y afectar al hueso que sujeta los dientes. En este caso, la gingivitis ha dado paso a una periodontitis, infección mucho más grave y que deja secuelas en las encías del que la padece.

La periodontitis, que se conocía vulgarmente como “piorrea”, supone que el hueso de los dientes comienza a destruirse por el paso de las bacterias por debajo de la encía. Si esta destrucción de hueso es muy avanzada, los dientes empiezan a moverse, y pueden caerse por falta de hueso.

Los pacientes más susceptibles de padecer periodontitis son aquéllos que tienen familiares directos con periodontitis, porque su aparición, además de las bacterias, tiene un factor genético importante. El tabaco, el estrés o la diabetes, son otros de los factores que pueden conducir a que una gingivitis progrese a periodontitis, y a que la periodontitis avance más rápido. También pacientes aparentemente sanos y sin antecedentes familiares pueden padecer periodontitis.

SABER MÁS

¿Cómo se detectan?

El primer signo de enfermedad periodontal es el sangrado de encías, al cepillado, al comer o, incluso, de forma espontánea. Posteriormente aparecen la inflamación de encías, la movilidad de los dientes, el mal aliento, el dolor o la molestia en las encías, la sensibilidad dental, la sensación de comida entre los dientes, o la retracción de encías.

En casa, frente al espejo, podemos observar si tenemos la encía enrojecida, inflamada o si sangra cuando nos cepillamos (algo que no ocurre nunca si la encía está sana).

En Periodental, para saber si un paciente tiene enfermedad periodontal, realizamos una exploración completa de encías, midiendo lo despegadas que están las encías de cada diente (periodontograma). Esta exploración nos permite diagnosticar la enfermedad periodontal que sufre el paciente y asesorarle.

El sangrado de encías NUNCA es compatible con salud. Siempre que la encía sangra, es porque está enferma, nunca porque nos hayamos hecho daño con el cepillo dental. Es crucial que le demos importancia a este sangrado, porque nos avisa de que estamos padeciendo una enfermedad periodontal.

Aunque el dolor de encías aparece poco frecuentemente, los pacientes sí tienen un claro discofort (desazón o “redolor”), producido por la inflamación gingival, que produce molestias al comer o al cepillarse los dientes.

El mal aliento suele estar producido, en la mayoría de los casos, por un problema de encías, por una enfermedad periodontal. Las bacterias que causan las enfermedades periodontales producen unos gases de compuestos sulfuro que producen mal olor, y por eso, los pacientes con enfermedad periodontal tienen mal aliento.

SABER MÁS

¿Cómo se curan?

Las enfermedades periodontales tiene solución, pero debes acudir a un Periodoncista. Con un adecuado tratamiento periodontal, que elimine todas las bacterias que están bajo la encía, se recupera la salud, la encía deja de sangrar y de estar inflamada, y no se pierde más hueso de los dientes.

El Periodoncista es el especialista en Periodoncia que, tras haber cursado su licenciatura de Odontología, ingresa en una universidad para realizar su especilización. Por tanto, los tratamientos de Periodoncia deben estar realizados y planificados por un Periodoncista, para garantizar unos resultados óptimos.

El tratamiento periodontal limpia la raíz de los dientes, que es dónde están las bacterias que causan la infección de las encías. Si el paciente sufre una gingivitis o una periodontitis inicial, se realiza el tratamiento en 2 ó 4 sesiones. Si el paciente padece periodontitis avanzada, es posible que sea necesario un tratamiento más profundo, que permita recuperar la salud de los dientes y controlar la infección.

Entre los tratamientos de encías que realizamos en Periodental también incluimos los tratamientos de las secuelas de la enfermedad. La realización de injertos de encía, dónde haya recesión o retracción, o la regeneración del hueso que se perdió por periodontitis, suponen recuperar los tejidos perdidos y mejorar el pronóstico de los dientes.

Tras el tratamiento periodontal, es necesario establecer un programa de mantenimiento periodontal (enlace a prevención) específico para cada paciente, según sus riesgos, con el fin de prevenir que la infección vuelva, y el paciente enferme de nuevo. Todos los pacientes periodontales necesitan de estas visitas preventivas para garantizar que su encía se mantiene sana con el paso del tiempo, no pierden más hueso, y sus dientes no se deterioran.

SABER MÁS