Cuidamos tu salud, empezando por tus encías.

Remedios para resolver el mal aliento

El mal aliento es un problema DE TODOS.

 

El mal aliento

De los que lo padecen, que están acomplejados y asustados, muchas veces. Otras muchas, ni siquiera se habrán dado cuenta aún, desgraciadamente, y no sabrán cómo ponerle remedio.

Y de sus amigos y familiares, que “aguantan” el mal olor que su allegado “desprende”. Y que, además, no saben cómo decírselo, para que pueda acudir a un especialista, porque no quieren herir sus sentimientos.

 

 

Causas del mal aliento

La halitosis o mal aliento se produce porque algo que hay en la boca o cerca de ella (nariz, estómago, senos paranasales) desprende mal olor.

Este mal olor está causado por bacterias que, al degradar las proteínas que utilizan de alimento, producen unos compuestos gaseosos de azufre. Y todos sabemos el terrible olor que desprende el azufre…

Por eso ocurre el mal aliento.

 

El espacio bajo las encías, el lugar preferido de las bacterias que causan mal aliento.

 

Según los últimos estudios, el 90% de los casos de halitosis o mal aliento ocurren porque existe algún problema en la boca.

De ellos, casi el 60% será por las bacterias que existen bajo las encías, cuando éstas están enfermas y despegadas de los dientes. A esas lesiones las llamamos “bolsas periodontales”, porque se mantienen llenas de bacterias, que son las que causan mal aliento, como hemos visto antes.

Es decir, el 60% de los casos de mal aliento se solucionarían devolviendo la salud a nuestras encías, tratando la periodontitis (piorrea) y consiguiendo que esas bolsas periodontales desaparezcan, para que las bacterias no tengan donde vivir.

Y si quieres hacer la prueba, esta noche, cuando utilices el hilo dental, prueba a olerlo. Es desagradable, sí. Pero muy gráfico.

Así huelen las bacterias de las encías. Imagínate cuántas debes de tener bajo las encías, si tienes mal aliento. Y tú solo no las vas a poder quitar. Necesitarás un poco de ayuda.

El resto de halitosis de origen intraoral pueden ser debidas a las bacterias que dejamos encima de la lengua, sobre todo, en la parte más trasera de ésta, cerca de la garganta, o que se esconden en lesiones de caries o prótesis mal ajustadas.

Cepillarse bien la lengua, también puede ayudarnos a resolver, por tanto, el problema de mal aliento. Utilizar el hilo dental a diario también puede ayudarnos a prevenir la halitosis.

Pero si las bacterias están también bajo nuestras encías, hay que ir a por ellas y eliminarlas.

 

Así que, os doy un consejo:

Si alguna vez notas que tienes mal aliento, lo más probable es que tengas un problema de encías y no lo sepas, por lo que deberías acudir a un especialista en encías. Muchas veces es el primer signo de una enfermedad de las encías (enfermedad periodontal) y cuánto antes le pongas remedio y tratamiento, mejores serán los resultados y antes solucionarás tu problema de halitosis.

Un correcto diagnóstico periodontal es la clave para resolver la mayor parte de los casos de halitosis. Soluciónalo cuanto antes confiando en un especialista en Periodoncia, un especialista en encías.

¿Y qué pasa con las halitosis que no tienen un origen dentro de la boca?

Solo ocurre esto en el 10% de los casos de mal aliento.

Así que, es poco probable que si sufres halitosis tengas un problema digestivo, sinusal (del seno maxilar) o nasal.

Si después de descartar problemas bucales, sigues teniendo mal aliento, debes consultar a tu médico de cabecera, para que te remita al otorrino o al especialista de digestivo.

 

¿Qué puedo aconsejarle a un amigo o familiar que tiene mal aliento?

Podrías aconsejarle que leyera este artículo. Sería de gran ayuda para él.

Además, lo primero que puedes decirle es que el mal aliento no es un problema de mala higiene. Al menos, no siempre. Por eso sería genial que pudiéramos enfrentarnos a este problema sin tapujos, ni vergüenzas.

Si noto que un compañero de trabajo o un amigo tiene halitosis, debo poder acercarme con cariño y decirle:

“¿Sabes? Creo que tienes halitosis. No te preocupes, te voy a mandar un mail con unos buenos consejos que te ayudarán a resolverlo”.

Y ya está, le mandáis este artículo, y yo me encargo de decírselo. ;)

 

¡Eliminemos el mal aliento de la faz de la tierra! Por el bien de todos.

 

Por unas bocas sanas, y sin halitosis.

 

 

 

 

 

photo by:

2 Comentarios

  1. diciembre 2, 2016    

    Me consta que el mal aliento no es un problema de mala higuiene, sin falta dos veces al día lavo mis dientes todos los días desde que tengo memoria, tengo dientes blancos y una bonita sonrisa, no voy a negarlo :P pero sufrí de un aliento espantoso muy a pesar de hacer todo lo que las reglas dictan, cepillado de dientes, raspado de lengua, enjuague bucal, hilo dental y visitas al odontologo 2 veces al año pero todo se debía a mi medicamento para la diabetes, las inyecciones de insulina… y pues bueno, es algo que no dejaré de hacer así que solo me tocó quedarme con mentas y pastillas para refrescar el aliento.

    gracias por leerme jaja

    • PERIO_BLOG's Gravatar PERIO_BLOG
      junio 25, 2017    

      Gracias por tu comentario, Alicia. Efectivamente, el mal aliento puede estar causado por alteraciones que ocurren “fuera de la boca”. Esto solo pasa en 1 de cada 10 casos de mal aliento, y me temo que el tuyo ha sido uno de ellos.
      Gracias por compartir.

Responder a Delicia Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>