Cuidamos tu salud, empezando por tus encías.

Maravilloso sueño, Uganda

Dentro de unas horas, partimos hacia Uganda. En esta ocasión, hemos decidido pasar las vacaciones de Semana Santa junto a los niños y niñas de Malayaka House (MH), en Entebbe, muy cerca de Kampala, la capital ugandesa.

Muchos ya conocéis mis últimas “andanzas solidarias” por territorios remotos de países lejanos, como Pakistán. Quiero compartir, desde este recién estrenado blog, cómo surgió el proyecto dental en Uganda.

Todo comenzó hace un par de meses cuando, gracias a mi amiga Ana Carrillo, acudí a una conferencia-encuentro con algunos de los miembros de la ONG Malayaka House, que estaban en España temporalmente para divulgar su proyecto y captar algunos nuevos socios.

Ese día situé Uganda en el mapa. Nunca había viajado a África y mis conocimientos sobre ese continente eran aún más básicos que los de un niño de primaria. Pero para mí, desde ese día, Uganda ya tuvo unos ojos y un rostro. El de Robert Fleming, fundador del orfanato Malayaka House.

Desde ese día supe que Uganda, con apenas 32 millones de habitantes, tiene más de 2.2 millones de niños huérfanos. Que los ugandeses han perdido toda esperanza de encontrar un trabajo, pues sólo hay un empleo para cada 50 habitantes. Y que, además de la violencia que viven en las regiones del norte, cerca de la frontera con Sudán del Sur, están viviendo uno de los repuntes del virus del SIDA más devastadores del mundo.

También ese día, aprendí que hay momentos en los que la vida te pide responsabilidad, y tú no puedes negarte, y te toca ponerte a trabajar.

Es así cómo entendí la historia de Robert, el americano que acompañó a una mujer que iba a dar a luz al hospital y se encontró, de repente, con que ella huía y él tendría que hacerse cargo del bebé. Así fue cómo nación Malayaka, y con ella, Malayaka House, un orfanato que, a día de hoy, ha atendido a más de 60 niños y niñas huérfanos.

Ahora mismo el orfanato cuenta con 38 niños, que disponen de un hogar, una familia y una formación académica con lo que enfrentarse a la vida con amparo y garantías.  Y todo eso gracias a la valentía de Robert y a la ayuda de MH desde España y EEUU.

Al conocer esta realidad no pude contenerme y quise verlo con mis propios ojos. Quise ir a echar una mano, o a que ellos me la echaran a mi recordándome que todo lo que tengo (familia, amigos, salud, hogar y trabajo) es más que suficiente para levantarse con la sonrisa puesta y las pilas cargadas.

Así que les conté a dos amigas, Laura y Prado, mis intenciones de viajar en Semana Santa a Malayaka House para hacer lo que mejor sabemos, cuidar de la salud bucodental de las personas. Así que vamos a elaborar un proyecto serio de cooperación y asistencia dental en Uganda, dónde nuestra primera etapa será conocer la zona y definir el proyecto sobre el terreno. Hay que vivir con ellos para entender, entender para planificar, y planificar para actuar.

Así que, allá vamos. Para que comience nuestra aventura dental en Uganda sólo nos quedan unas horas. Seguro que será maravilloso.

www.malayakahouse.es

www.malayakahouse.es

 

! Comentario

  1. Daniel Sacristán's Gravatar Daniel Sacristán
    abril 14, 2014    

    Mucha suerte Marta y toda mi admiración para personas como tu, que aún estando ocupada sacando adelante tu clínica y las mil historias en las que andas metida, sacas tiempo y recursos para ayudar a los demás en sitios con realidades tan duras como las que describes en el blog.

    Un fuerte abrazo y un besote.

    Dani

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>