Cuidamos tu salud, empezando por tus encías.

El estrés es enemigo de tus encías

 


El estrés en estos días, nos afecta a todos. Estamos sometidos a mucha presión en casa, en el trabajo, por esta sociedad que nos demanda cumplir con todo lo que se espera de nosotros.

Pero es verdad que existen formas y formas de enfrentarse a los quehaceres diarios, y de soportar más o menos estrés con ellos. De hecho, existen investigaciones científicas que están poniendo de manifiesto que no es el estrés lo que reduce nuestra capacidad inmunológica o lo que nos hace más propensos a sufrir accidentes cardiovasculares, sino nuestra propia concepción y aceptación del estrés. Si sufro con el estrés, entonces éste se vuelve muy dañino para mi organismo, también para mis encías. Si convivo con el estrés, y lo acepto como “positivo”, ya que me permite estar más alerta o solucionar problemas de manera más rápida, los efectos negativos del estrés en nuestro organismo se disipan.

Aún así, no es fácil manejar el estrés. Y hoy queremos explicarte cómo éste puede contribuir a que tus encías enfermen, o a que se haga más evidente tu problema de encías.

Hoy en día sabemos que el estrés es un factor de riesgo de la aparición, desarrollo y progresión de la periodontitis (inflamación de las encías originada por las bacterias de la placa que quedan tras el cepillado dental). Es decir, que si tengo estrés es más probable que mi organismo no sea capaz de organizar una adecuada respuesta a esas bacterias que están en mis dientes, pero que quieren causarme una infección de encías.

Al igual que cuando estamos estresados sufrimos más catarros, o somos más propensos a otras infecciones, también lo somos a las infecciones de las encías.

Y en edades jóvenes este estrés en ocasiones causa dolor e inflamación aguda de encías (gingivitis necrosante, lo llaman los científicos). La tensión de los exámenes, no respetar el adecuado descanso, fumar en exceso o llevar una dieta inadecuada, pueden hacer que nuestras encías se inflamen bruscamente y sangren.

Si notas sangrado en tus encías y estás estresado o sufriendo mucha tensión (ya sea laboral, emocional, etc.), acude a un periodoncista para que resuelva tu inflamación de encías cuanto antes.

Ya sabes que el estrés puede jugarte una mala pasada, también afectando al estado de tus encías. 

Esperamos que te guste nuestro programa de hoy. Y que te sea de gran ayuda.

 

Hasta la semana que viene.

 

photo by:

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>