Cuidamos tu salud, empezando por tus encías.

Dra. Escribano

cv-dra

 

Desde hace años, mi sueño es compartir las vivencias y experiencias que tengo como dentista cada día con los pacientes. La mayor parte del tiempo, ejerzo mi profesión en Talavera de la Reina, en mi consulta privada. Periodental, que es como se llama mi consulta, es también un proyecto maravilloso que pude realizar gracias a la tenacidad y la convicción de que los pacientes merecen ser tratados de otra manera.

Todo empezó con una crisis

La presión que las grandes empresas están haciendo sobre los servicios de odontología es demoledora. Sus objetivos son puramente comerciales, y sus estrategias son financieras. El volumen creciente de licenciados de Odontología que salen de las universidades privadas en España está haciendo que haya jóvenes dentistas que “necesitan” trabajar a cualquier precio, y bajo el término “low-cost” o “bajo coste” se están haciendo prácticas poco éticas, “low-quality” o de “baja calidad”.

Quizás como paciente, la situación de los Odontólogos españoles te sea ajena. Pero te interesa porque cada día te bombardean campañas comerciales que te llenan el buzón con publicidad de “yo te lo hago mucho más barato“. Te lo cuento desde la experiencia, y desde la preocupación.

Yo también empecé a trabajar en una clínica similar a las que hoy en día hacen política de precios bajos y compra rápida. Cuando empezaba este tipo de precarización de los servicios dentales, yo trabajaba para un Seguro Dental. Hacía empastes por 7€, extracciones gratuitas y gestionaba pacientes descontentos con el trato que recibían de otros compañeros y de mí misma.

Y me harté. No había estudiado mi carrera en una de las universidades públicas de mayor prestigio (Universidad Complutense de Madrid) para recibir quejas y quejas de pacientes por una mala atención a sus necesidades. No imaginaba mi futuro “atado” a una aseguradora que, literalmente, se llevaba los beneficios económicos a costa de mi precariedad, y me dejaba con el agotamiento físico, mi dolor de espalda, mi cansancio visual y una fatiga mental que empezaba a hacerme plantear mi propia profesión.

Tomé una decisión clave en mi futuro: especializarme en Periodoncia.

Me puse a estudiar como una loca. Literalmente, porque me presenté a las pruebas de acceso del mejor postgrado en Periodoncia que había en España, y que estaba en Madrid. Yo por entonces no lo sabía, pero también era uno de los mejores de Europa (sólo existían otros 9 centros que tuvieran la aprobación de la Federación Europea de Periodoncia). Estudié, estudié y estudié durante dos años. Y conseguí entrar en el Máster de Periodoncia e Implantes de la Universidad Complutense de Madrid. Como yo, otras 4 alumnas entraron en mi año. Tres de ellas eran premio extraordinario de licenciatura en Odontología de una universidad pública española, y yo no era ninguna de ellas. Os podéis imaginar el nivel académico que allí había y mi obsesión por dar la talla ante profesores y compañeros.

Este master en Periodoncia e Implantes duró otros 3 años más. Allí aprendí de los mejores Periodoncistas de España. Los Doctores Mariano Sanz, David Herrera, Ion Zabalegui, Juan Blanco, y muchos más, fueron mis mentores, y ahora son mis amigos. Estudié mucho sobre Periodoncia e Implantes, pero también sobre Genética, Biología, Farmacología y Fisiología. Pero lo más importante es que aprendí la importancia de la excelencia en el tratamiento y en el trato a los pacientes. Desde que vi con mis ojos sus estándares de calidad, ya no puedo ni quiero, ni sé, trabajar de otra manera. Mi camino es la excelencia, mi meta, la salud periodontal de todas las personas que se cruzan en mi camino. Y se hace camino al andar…

He pasado en la Complutense los mejores años de mi vida. He conocido gente increíble, amigos de verdad, del corazón. Personas que me inspiran cada día a descubrir el regalo que es la vida. Ése otro “máster” que no tiene título para colgar en el despacho, pero que se siente mucho más presente. Por eso, y por todo lo demás, sólo puedo estar agradecida.

La periodoncia como la salvadora de los dientes. Y yo, como aprendiz de magia.

La Periodoncia, para el que todavía no lo sepa, es la rama de la Odontología que estudia los tejidos de soporte del diente: los tejidos que lo sujetan y lo mantienen firmemente unido al hueso del maxilar o la mandíbula. Esos tejidos son: la encía, el ligamento periodontal, el cemento radicular y el hueso alveolar. Gracias a ellos, tenemos dientes con los que podemos comer con comodidad y eficacia.

Pues bien, lo maravilloso de la Periodoncia es que es la que, después de que te asusten con que “tus dientes, tarde o temprano, se van a caer o hay que extraerlos por tu periodontitis”, te hace un diagnóstico, te trata y te permite mantener tus dientes naturales mucho más tiempo y en buenas condiciones.

No es magia, es Periodoncia. No es ciencia ficción, es ciencia, a secas. Ciencia y experiencia clínica aplicadas a la Odontología durante más de 40 años. No es una opinión, es lo que hay. Y está ahí, la Periodoncia, al alcance de todos los pacientes. O eso es lo que pretendo haciendo la difusión a través de este blog y de lo que ven y comprueban mis propios pacientes en la consulta.

Ellos ya lo saben. Si se tratan las encías, no hay porqué quitar lo dientes. Ni aunque el implante sea barato, o aunque te lo digan un millón de veces las franquicias y los seguros dentales.

Un diente natural, bien tratado, siempre es mejor que un implante. Esa es la filosofía que aprendí en la Complutense, y la que practico cada día. Y la que me lleva a creer que aún puedo colaborar mucho en la difusión de esta ciencia tan enormemente eficaz que es la Periodoncia.

Los implantes, para cuando falte el diente, porque no quede otro remedio. Pero, mientras haya diente, hay esperanza. 

¿Crees que existe suficiente difusión en los medios de comunicación de lo importante que es la Periodoncia para evitar la pérdida de los dientes?

Vamos a comenzar a hablaros, a los pacientes, de tú a tú. Para que podáis decidir quién y cómo va a cuidar de la salud de vuestros dientes y encías. Porque os lo merecéis. Sois lo mejor que tenemos.

¡Gracias por vuestra confianza!

Para conocernos personalmente, puedes encontrarme en Talavera.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>